¿TIENE SENTIDO NO RECORDAR PARA QUÉ VENIMOS AL MUNDO?

¿Para qué venimos al mundo? Esta y otras muchas preguntas me las he hecho yo desde muy temprana edad, de alguna manera siempre he buscado contestarme a preguntas de difícil respuesta. Me he dado cuenta que de alguna manera, más que contestármelas al uso, me las he ido respondiendo con las experiencias que estoy viviendo.

Tengo la sensación de vivir tantas experiencias y algunas de ellas de tanto calado, que más parece que estoy viviendo diez vidas en una. De ahí quizás mi interés por las regresiones a vidas pasadas. Por saber qué ha ocurrido en mis otras vidas y que me den respuesta a mis síntomas que presento en la actual.

Durante los últimos veinticinco años, de una manera muy sensible y gradual, en mi opinión muchos hoy todavía ni se han dado cuenta, la sociedad y sobre todo la occidental está viviendo una transformación de la conciencia. Las generaciones nuevas, nos les extraña escuchar ni les da reparo o temor (no fue mi caso cuando tenía una temprana edad), oír hablar de experiencias de personas que han regresado de la muerte, regresiones a vidas pasadas, viajes fuera del cuerpo (viajes astrales) y muchos otros fenómenos considerados de ámbito espiritual.

En los años 70/80 en el auge de estas tendencias de pensamiento y de práctica, algunos las apartaron y criticaron al entender que más bien se trataba de una moda, que de algo serio y con fundamento. Pero hoy puedo ver, escuchar y sentir que cada vez es algo más normal, inclusive personas han escrito y relatado sus experiencias, por ejemplo Anita Moorjani autora de su libro “Morir para Ser Yo”. Muchas de las personas que me han oído en la consulta, en las conferencias o en los talleres, saben que para mi, no hay nada casual. Al leer el libro de Anita, sentía como me recorría un escalofrío desde la coronilla hasta la punta de los pies. Hoy soy más consciente que esa sensación la tengo cada vez que estoy descubriendo una verdad, una lección importante de mi vida. Sería lo más cercano a cuando descubres una gran revelación.

Recuerdo al leer sus paginas como si estuviera describiendo acontecimientos que yo había experimentado unos meses atrás y que los he vuelto a vivir hace seis meses. Cuando vives una experiencia de cuasi-muerte lo primero que te dices es… mejor guárdatelo porque nadie se lo va a creer. Por eso para mi, leer la historia de Anita y su experiencia me permitieron tener el valor de compartir algo tan importante, en mi caso diría que transformador y conocer la respuesta a ¿para qué vine al mundo? Entre otros muchos descubrimientos que me han permitido sentir paz en mi vida.

En las conferencias, en los retiros y hasta en mi propia consulta observo, que hay muchos casos, como el mio. Lo más interesante es poder comprobar que las personas no se esconden o se lo callan. Son hechos que ahora está más admitidos, se habla de ello más libremente, incluso se comparten las propias experiencias, visiones y hasta se intercambia prácticas o técnicas para inducirlas o facilitarlas.

Hay un nutrido de Médicos, Psicólogos, Psiquiatras, hasta yo mismo, de diferentes partes de todo el mundo, que empleamos diferentes abordajes para acompañar a las personas y descubrir y responderse a cuestiones tan importantes como ¿para qué he venido a este mundo? ¿Qué sentido tiene mi vida? ¿Para qué me está ocurriendo esta situación?

Lo que ocurre, en mi forma de entenderlo, es que a todos se nos está revelando de una manera u otra, pero de un modo colectivo que ya nuestros antepasados remotos, lo conocían y lo practicaban. Pero en un momento de nuestro desarrollo como civilización “avanzada” las suprimimos, las perseguimos y las rechazamos de plano, al considerarlo actos de brujería o demoníacas.

Me gustaría si tenéis la oportunidad de ver un discurso que pronunció ante el Congreso de Estados Unidos el Sr. Václav Havel, fue un político, escritor y dramaturgo checo y el último presidente de Checoslovaquia y el primer Presidente de la República Checa. Vino a decir que su firme creencia que sólo a través de una revolución mundial en la conciencia humana se podría alejar al mundo de la aniquilación hacía la que se encamina.

Cada vez estoy más convencido que todos hemos venido a esta vida para aprender, pero no de una manera académica, más bien de una manera muy experimental y de forma personal. La materia digamos que es troncal, saber amar. Pero cada ser mantiene experiencias en su vida que le conducen a sentir esta posibilidad. Yo lo tengo muy claro, y así lo descubrí en mis dos experiencias de cuasi-muerte, pero cada vez que tengo la oportunidad de encontrarme con alguien que también ha experimentado esta sensación o he leído a personas que revelan sus experiencias de cuasi-muerte. Todos tenemos un denominador común, lo más importante que puedes hacer aquí en la tierra mientras permanezcas es aprender amar.

Cualquier medio o técnica que nos aporte una posibilidad de ver o transcender aquello que nos limita, que nos aporten más auto-conocimiento y una mayor comprensión entre todos, nos pueden ofrecer la manera de llegar a sentir esa transformación y sumarnos a ese cambio de paradigma colectivo. Que permita el cambio que anhelaba en su discurso el Sr. Václav Havel, por un mundo en que los hombres no se conducen a una auto-destrucción.

Cuando eres capaz de sostener tus creencias, cuestionarlas inclusive reírte de ellas porque hoy ya no te sirven. Cuando consigues de verdad empatizar con un ser humano, cuando consigues tener compasión por la vida que te rodea. Viendo a través de su mirada lo que hay detrás, cuando eres capaz de ver a tus enemigos con pantalones cortos, con ropa de zagal y jugando en el campo como si fuera de nuevo el niño que fue… te aseguro que tu mundo cambia. Porque en ese momento te das cuenta que la rabia, la ira no había servido y te encontrabas lo más lejos de sentir esa pasión que uno siente cuando se encuentra pleno y rebosante de corazón.

Resulta más complejo poder hacerlo cuando esas personas se encuentran detrás de formaciones o de grupos impersonales (partidos políticos, etc.) por eso trata de empezar por hacerlo a través de la personas, observándolas no lo que representan, más bien la esencia que hay en ellas mismas.

Cuando estás ahí arriba lo único que se siente es paz, una sensación de claridad inmensa y aquello que no entendías, que atacabas, odiabas, criticabas, se convierte en esencial para darte cuenta que tenía todo el sentido. Pero no eras capaz de verlo con las gafas que miras ahora el mundo. En ese estado de antesala a otro plano ya no necesitas las gafas que todos llevamos en la tierra, si tuviera que explicarlo… Todos somos amor, pero también es como si entraras de repente en una especie de pantalla negra y fuéramos todos vestidos de negro. Por su puesto, no puedes experimentar la diferencia, porque todos vamos de negro, si no hay algo que haga la diferencia, no puedes verla y compararte. Por eso creo que elegimos la experiencia de la tierra. para poder venir a un cuerpo que te mantiene en un lugar que ya no todo es negro, hay muchísimos colores y todos ellos necesarios para volver a experimentar la unidad, aprendiendo desde la separación para sentir de nuevo la unidad.

Creo firmante en el plan de vida y estoy convencido que no lo hemos pactado aquí en este plano, por eso creo que no lo recordamos, por el contrario no sentimos confianza y si miedo a nuestra vida, a nuestro plan que hemos establecido para llegar a volver a proyectarnos en esa pantalla negra… estableciendo nuestra ruta en un gasto de tiempo. Perdiendo nuestra energía sin tener coherencia entre lo que pensamos, sentimos y lo que hacemos.

Si aún no sientes que estás en tu plan (misión) de vida, déjame que te pregunte… ¿a qué estás esperando?

Un abrazo

Natxo Requena García

Coach – Acompañante en BioNeuroEmoción – Hipnólogo

Natxo Requena García Colegiado E066

LAS RELACIONES TIENEN SU RAZÓN

 

1139a6422d6

La experiencia que vivimos más estimulante en nuestras vidas suele presentarse en el contexto de nuestra relación de pareja y nuestras relaciones familiares. Habitamos un cuerpo y por medio de las relaciones nos expresamos. Se trata de nuestro medio más primario para evolucionar como seres Humanos.


No trates de cambiar a las personas, trata en la medida de lo posible en descubrirte a través de ellas.


En mi propia experiencia personal y clínica me he dado cuenta que con frecuencia, el enojo, el odio, el miedo y muchas otras emociones y conductas (las llamamos negativas), son estados que no nos permiten evolucionar y nos estancan en estados cronificados que dan rienda suelta a perder por completo el sentido de nuestra vida.


Estos estados emocionales a los que a mi me gusta llamarlos OPORTUNIDAD, para mi son la llave, nos permiten observarnos y sobre todo cuestionarnos. Lo podemos hacer siempre que seamos capaces de no juzgarnos y no juzgar a otros en sus comportamientos.


Nos adueñamos fácilmente de nuestra razón, de creer saber lo que está bien y lo que está mal. Pero son pocos los que deciden soltar su razón, para observar y no juzgar.


La terapia más potente es aquella que nos ofrece jugar al juego de observar, es aquella que nos permite soltar nuestras creencias, por medio de la humildad. No creamos que “el soltar” conlleva dejar familiares, amigos, maridos, mujeres… Este proceso significa dejar de creer lo que pensamos de cada una de las personas que están en nuestra vida para que así podamos  crecer.

Las relaciones tienen su razón: “Hacer terapia transpersonal y evolucionar como un Ser que avance en lo humano para regresar de nuevo a lo divino”

Feliz día

Natxo Requena García

COACHING – BIONEUROEMOCIÓN

LA PÍLDORA PARA EL DÍA DE HOY ¡QUÉ SANA!

La píldora que cura

 

“El cuerpo no puede experienciarse por si mismo. Es nuestra conciencia quien opera para crear nuestra realidad”
Natxo Requena García

Teniendo presente un principio de estudio empírico ya demostrado, en numerosas ocasiones y por lo tanto creando un principio de certeza, en el inconsciente colectivo. En este caso de la comunidad médica en psiquiatría, me cuestiono lo siguiente:

Los estudios realizados a lo largo de los años en personas con trastorno múltiple de la personalidad, se ha constatado que estás, cuando sufren de enfermedades físicas, dependiendo de la personalidad que esté mostrando el sujeto, la enfermedad se manifiesta o no. Inclusive llegando a manifestar diferentes enfermedades pero cada una con la personalidad que está mostrando el sujeto.

Personalmente me ha llamado poderosamente la atención estos estudios y estoy indagando en ellos, porque creo que es la posibilidad más absoluta a que la enfermedad es un recreación de nuestra mente operada por nuestras creencias a nivel colectivo social y de nuestros pensamientos.

¿Qué pasaría si dejara de vivir en un estado de culpa y de sufrimiento?
Creo que estos estados mentales son los conductores directos a las enfermedades que experimentamos. Te invito a que la tomes como tuya esta nueva píldora, experimentando con ella. Creando tú propia experiencia, sin juicios, dejando a un lado las etiquetas y lo que venias creyendo hasta este preciso momento. Te puedes regalar esta posibilidad de investigación de ti para ti.
Sin tener que demostrar nada, solo observando como si fueras un mero espectador de tu propia película.

Si has decidido hacer la ingesta de la píldora de hoy, te indico los pasos:

  1. Tomas conciencia del mensaje y siéntelo en todo tu ser, observa que cambios se manifiestan dentro de ti y deja que cale como lo hace el rocío cada mañana en todo lo que se posa.
  2. Integra en ti por medio de un diálogo interior contigo mism@;
    Yo hoy declaro que la enfermedad con el nombre ……. que me ha venido acompañando, se ha tratado de una experiencia, pero yo (mi nombre) no soy ella. Por lo tanto me libero y la suelto, porque ya no pertenece a mi ser.
  3. Date el permiso de repetir estos pasos durante 21 días consecutivos, hasta qu las conexiones neuronales hayan establecido nuevas rutas de aprendizaje.

Suelo utilizar una herramienta habitualmente, que la comparto con las personas que vienen a consulta conmigo:
Confía, confía, confía un poco más y cuando hayas confiado, confía de nuevo.
Pero no en lo externo sino en el poder que hay en ti.

Compartir las experiencias y ponerlas en práctica en uno mismo es la oportunidad del cambio del conciencia del Ser.

Os deseo un feliz día 

Atreverse a realizar cambios es atreverse a que la vida te viva.

Natxo Requena García
Coaching – BioNeuroEmoción
www.natxorequena.com