LAS RELACIONES TIENEN SU RAZÓN

 

1139a6422d6

La experiencia que vivimos más estimulante en nuestras vidas suele presentarse en el contexto de nuestra relación de pareja y nuestras relaciones familiares. Habitamos un cuerpo y por medio de las relaciones nos expresamos. Se trata de nuestro medio más primario para evolucionar como seres Humanos.


No trates de cambiar a las personas, trata en la medida de lo posible en descubrirte a través de ellas.


En mi propia experiencia personal y clínica me he dado cuenta que con frecuencia, el enojo, el odio, el miedo y muchas otras emociones y conductas (las llamamos negativas), son estados que no nos permiten evolucionar y nos estancan en estados cronificados que dan rienda suelta a perder por completo el sentido de nuestra vida.


Estos estados emocionales a los que a mi me gusta llamarlos OPORTUNIDAD, para mi son la llave, nos permiten observarnos y sobre todo cuestionarnos. Lo podemos hacer siempre que seamos capaces de no juzgarnos y no juzgar a otros en sus comportamientos.


Nos adueñamos fácilmente de nuestra razón, de creer saber lo que está bien y lo que está mal. Pero son pocos los que deciden soltar su razón, para observar y no juzgar.


La terapia más potente es aquella que nos ofrece jugar al juego de observar, es aquella que nos permite soltar nuestras creencias, por medio de la humildad. No creamos que “el soltar” conlleva dejar familiares, amigos, maridos, mujeres… Este proceso significa dejar de creer lo que pensamos de cada una de las personas que están en nuestra vida para que así podamos  crecer.

Las relaciones tienen su razón: “Hacer terapia transpersonal y evolucionar como un Ser que avance en lo humano para regresar de nuevo a lo divino”

Feliz día

Natxo Requena García

COACHING – BIONEUROEMOCIÓN

Deja un comentario