LAS RELACIONES TIENEN SU RAZÓN

 

1139a6422d6

La experiencia que vivimos más estimulante en nuestras vidas suele presentarse en el contexto de nuestra relación de pareja y nuestras relaciones familiares. Habitamos un cuerpo y por medio de las relaciones nos expresamos. Se trata de nuestro medio más primario para evolucionar como seres Humanos.


No trates de cambiar a las personas, trata en la medida de lo posible en descubrirte a través de ellas.


En mi propia experiencia personal y clínica me he dado cuenta que con frecuencia, el enojo, el odio, el miedo y muchas otras emociones y conductas (las llamamos negativas), son estados que no nos permiten evolucionar y nos estancan en estados cronificados que dan rienda suelta a perder por completo el sentido de nuestra vida.


Estos estados emocionales a los que a mi me gusta llamarlos OPORTUNIDAD, para mi son la llave, nos permiten observarnos y sobre todo cuestionarnos. Lo podemos hacer siempre que seamos capaces de no juzgarnos y no juzgar a otros en sus comportamientos.


Nos adueñamos fácilmente de nuestra razón, de creer saber lo que está bien y lo que está mal. Pero son pocos los que deciden soltar su razón, para observar y no juzgar.


La terapia más potente es aquella que nos ofrece jugar al juego de observar, es aquella que nos permite soltar nuestras creencias, por medio de la humildad. No creamos que “el soltar” conlleva dejar familiares, amigos, maridos, mujeres… Este proceso significa dejar de creer lo que pensamos de cada una de las personas que están en nuestra vida para que así podamos  crecer.

Las relaciones tienen su razón: “Hacer terapia transpersonal y evolucionar como un Ser que avance en lo humano para regresar de nuevo a lo divino”

Feliz día

Natxo Requena García

COACHING – BIONEUROEMOCIÓN

Mi Reflexión más La Pregunta semanal: ¿Me Merezco?

1139a6422d6El Merecimiento

Hay muchos tipos de merecimiento, externo (que me quieran), interno (estar feliz), consumista (unos zapatos nuevos), con culpabilidad (ser castigado)… yo quiero centrarme hoy en uno muy concreto en el interno.

He observado que nos resulta complejo a las personas reconocer esta posibilidad de que merecemos, por ejemplo vivir en paz o ser abundantes, o tan simple como merezco vivir confiando plenamente. Nos resulta más fácil establecer otros tipos de merecimiento, pero los que nos permiten a nosotros mismos, en mi opinión nos cuesta.

¿Qué hace que nos cueste? tener una creencia manifestada muy anclada en nuestro inconsciente, el NO MERECER o tener que ser siempre a cambio de algo.

Cuando si nos tomamos unos minutos para reflexionar, para cuestionarnos, podemos observar que en todo momento tenemos la oportunidad de recordarnos que somos merecedores por derecho propio, por derecho de vida, por derecho a que los que somos representa lo más perfecto y eso se crea desde el día que decidimos venir a esta vida.

Tomate unos minutos y simplemente elabora una lista con 3 posibilidades que te otorgues a ti mism@ para el día de hoy, eso si, no se pueden comprar, no pueden venir del exterior, están en ti y son para ti.

Por ejemplo: Hoy merezco sonreír, es algo que no depende de nadie, solamente depende ti y está dentro de ti la posibilidad.

Cuando hayas terminado la lista escrita, la puedes leer para ti, de una manera tranquila sosegada, sintiendo cada merecimiento que te has generado y como se va instalando en diferentes partes de tu cuerpo. Después te recomiendo colgarla en un lugar visible, donde sea fácil que la puedas leer de nuevo en diferentes fases del día.

Ahora queda lo más importante, experimentarlo durante todo el día aquello que has establecido como tus merecimientos para el día de hoy, me encantaría que si te apetece te dieras la oportunidad de cuestionarte, observarte como si fueras un espectador de ti y compartieras ¿qué ha cambiado hoy en mi vida? ¿Cómo te has sentido?.

Mi pregunta corta para hoy es a partir de los merecimientos que has establecido en tu lista: ¿Qué has observado que se haya transformado con tus merecimientos diarios en tu día a día?

No dudes en dejar tus comentarios y tus reflexiones, compartir es una herramienta que la traemos de serie.

Hasta la semana que viene, os deseo a todos justo lo necesario, ni más, ni menos… 

Natxo Requena García

Coaching & BioNeuroEmoción

 

 

¿TENEMOS RESPONSABILIDAD SOBRE LA PRÁCTICAS DE LAS FARMACÉUTICAS?

Enlace

http://http://www.migueljara.com/2016/03/08/medicos-que-piden-frenar-las-practicas-corruptas-de-la-industria-farmaceutica/

Al leer la noticia que adjunto, sobre las denuncias de varios médicos, farmacéuticos reputados sobre las prácticas dudosas de la industria farmacéutica… me he quedado pensando y comparto mi reflexión.

La industria farmacéutica, los gobiernos muestran su posibilidad para dar sentido a nuestro desequilibrio, que se manifesta en la excasa responsabilidad hacia nosotros mismos. Me explico; quizás lo alimentamos cada uno de nosotros cuando acudimos a por nuestra receta esperando la cura de nuestros males. Sin ser muy conscientes de la oportunidad que nos estamos perdiendo al establecer nuestra solución a modo de  papel timbrado con el medicamento pautado de turno, con la única intención de no sufrir y tapar el síntoma. Sin realmente saber que cada día nos hacemos un poco más esclavos y somos más  dependientes… un juego muy jugoso para terceros… Bienvenidos a la gran obra de teatro que protagonizamos cada día que nos muestra la perdida de nuestra posibilidad para poder tomar las riendas y dejar de poner nuestras vidas a merced de lo que ahora criticamos.

Si tomamos un tratamiento al menos pongamos conciencia ¿PARA QUÉ lo estamos tomando? Y lo más importante ¿qué ha pasado en nuestra vida y que tiene que ver con el síntoma que se está manifestando?

Yo opino que nada es malo o bueno, simplemente me parece que nos alejamos de nuestra libertad cuando actuamos inconscientemente, y por ende nos mostramos más esclavos de nuestros hábitos, al no aprovechar para cuestionarnos cada día ciertos patrones o situaciones que vivimos. Podemos ser más libres sin que ello suponga incompatibilidad con estar tomando la medicación que nos han pautado. Se me antoja que el aliño de esta combinación de conciencia más el tratamiento daría un resultado mucho más efectivo y responsable. Os invito a probarlo y poder compartir vuestra propia experiencia.

Hace un tiempo publiqué en el blog mi sueño que hoy, tiene aun más sentido para mi, os dejo el enlace que en su día compartí.

Mi Sueño

Un abrazo

Natxo Requena García
Coaching de Salud – BioNeuroEmoción