COACHING PARA SENTIR-ME

GICS 17febrero

Natxo Requena y Susana Punzón

Susana Punzón y Natxo Requena

Conferencia impartida el pasado 17 de febrero en la EEC, en el marco del Grupo de Investigación de Coaching  y Salud.

Me llamo Natxo Requena, es para mí un regalo poder compartir con todos vosotros, mi experiencia, mi camino de aprendizaje cuando te diagnostican un cáncer, más concretamente un Linfoma de Manto.

 

Algunas personas presentes en la sala me conocéis, hemos compartido muchas cosas juntos. Otras es la primera vez que nos vemos, quiero daros la bienvenida a mi vida.

 

Me dedico a dejar que la vida me viva y a amar aquello que hago, como por ejemplo mi profesión. Como muchos de vosotros me formé en esta Escuela, dentro de estas paredes, certificándome como Coach Ejecutivo y de Equipos. Recibí la formación en BCO (Biología del Cambio del Observador) y pertenezco al grupo GICS (Grupo de Investigación de Coaching y Salud). También me he formado en Coaching Educativo, en PNL, en Hipnosis EriKsoriana, en el Estudio del Trangeneracional , en Psych-K y en BioNeuroEmoción CP1 CP2 CP6.

 

Quiero compartir con vosotros, desde una visión de Coachee, qué ha supuesto para mí un proceso de coaching desde el marco BCO.

 

En la primera sesión, la duda, la desconfianza estaban instauradas. ¿Realmente unas sesiones de coaching servirían para mi caso?, ¿sería capaz de llegar hasta mi estructura vital, hasta mi ser, para cuestionarme?.

 

En la segunda sesión, nos permitimos la coach y yo, poner en duda todo el proceso, declaramos nuestros miedos y por ende las interferencias que estaban saliendo. La duda dió paso a la claridad.

 

A mí ya me servió la primera sesión desde el momento que declaré: “Tengo la oportunidad de ponerme delante de un espejo, para descubrir mi lenguaje, mi forma de pensar y de sentir sobre mi”. Partía de un punto, “quería curarme emocionalmente”, para eso tenía que dejar al descubierto mi ser. Confiar en el proceso es la herramienta que yo puse encima de la mesa, desde ese momento finalizaron las dudas. Recuerdo las sesiones, con el paso del tiempo y con la distancia como un descubrir, cada sesión era una caja de sorpresas. Pasé de tener una mirada hacía el exterior obedeciendo a los impulsos externos, a tener una mirada interior llena de matices y de giros.

 

Recuerdo con cariño a aprender a darme cuenta de cómo me hablaba, había dos mundos separados en mí, la parte mental y la parte de mi corazón, había un corte magistral entre las dos. El proceso me sirvió para darme cuenta de mi desequilibrio, de mi incoherencia.

 

A estas alturas, estaréis pensando, muy bien, y ¿ésto que tiene que ver con la enfermedad? Tiene que ver todo.

 

La enfermedad no viene a tu cuerpo como un castigo, es una oportunidad para poder hacer todo el trabajo que os he descrito antes. Sin ella hubiera estado haciendo más de lo mismo, con un resultado que todos conocemos, cuando procedemos así.

 

A partir de ese momento, me hice responsable 100% de mi ser, puse una maquinaria en marcha, hasta el momento desconocida para mí. Me acepté como ser humano, acepté cada uno de los acontecimientos de mi vida, a darles el valor justo, ¡no había culpa, ni culpables!. ¡Impresionante!, la carga desapareció, y comenzó un camino de entendimiento.

 

En ese momento llegaba a mis manos información de todo tipo. Realicé el curso de BCO en junio 2013, asunto que ya tenía previsto en diciembre 2012, pero que mi accidente  de moto en octubre, indicó que aún no era el momento. Nada ocurre por nada, tampoco lo fué que yo hiciera BCO en esa fecha. En ese curso conocí a María Guzmán, una compañera Coach, que conociendo que yo tenía un Linfoma de Manto, me habló de la BioNeuroEmoción. A continuación me formé en ese campo y actualmente trabajo acompañando procesos relacionados con la salud, a través del Coaching & BioNeuroEmoción.

 

Una de las cosas más importantes que estoy aprendiendo en esta aventura, es entender que todas las personas llevamos una “L”de prácticas, la llevamos toda la vida. Por supuesto yo también la llevo. Permito que me sucedan las cosas, porque entiendo que es mi camino de aprendizaje.

 

“Si quieres que tu mundo cambie, empieza a sentir como piensas y empieza a pensar como sientes”. Desde este estado de tu ser la coherencia está presente, por lo tanto, tu cuerpo y tu mente es uno. Todo empieza a manifestarse de diferente forma, tus relaciones, tu estar en la vida, tus circuitos neuronales… etc.

 

Mi estado actual respecto al Linfoma de Manto es remisión total,  así me lo comunicaron el pasado mes de noviembre, después de realizarme todas las pruebas revaluatorias. Hace días tuve que tomar una decisión… los médicos me aconsejan realizarme un auto-transplante de mi médula, para según su visión, completar el tratamiento. El proceso que me proponen sólo se puede realizar si no hay enfermedad, no es posible hacerlo en otras condiciones. No hay garantía de que por someterme al proceso,  la enfermedad no aparezca de nuevo, pero según ellos, también hay que tener en cuenta, que si aparece en un futuro y yo he declinado la opción, podría arrepentirme de la decisión tomada. Mis preguntas eran: “si realizo el auto-trasplante ¿por qué lo hago?”, la respuesta para mí estaba clara, “por MIEDO a tener de nuevo el Linfoma de Manto”; Y tomando la determinación de no realizarlo, “¿con qué me conectaba?”, con la DUDA, duda a que volviera o no, duda de tomar la decisión correcta.


Este proceso me ha llevado casi un mes hasta estar definitivamente en paz con la decisión que he tomado, no ha sido una decisión a la ligera, pero ahora no hay duda y tampoco hay miedo. Mi coherencia es la mejor herramienta que he encontrado para tomar la decisión.  Si mis células son las que en un momento se han alterado para producir la enfermedad, ¿qué motivo tengo para realizar un auto-transplante a partir de ellas?; ¿Para qué tengo que pasar por un proceso de estar ingresado un mes aislado en la habitación de un hospital, sometido a recibir una serie de chutes, mucho más potentes que todos los que he recibido juntos en el tratamiento inicial?; ¿Por qué tengo que llevar a mi cuerpo a un estado de enfermedad?; ¿Para qué le tengo que inducir a un estado de estrés?; ¿Por miedo?; ¿Por duda?. El miedo, me ha enseñado que todo no lo puedo controlar, que mi vida es para que ella me viva, para saber que aquí y ahora lo tengo todo. Si me instalo en la duda, viviría una posibilidad que no ha llegado, por lo tanto dejaría de estar aquí y ahora.


Estoy sano, siento que estoy sano, y procedo en función de sentir y pensar de la misma forma. He decidido escuchar a mi cuerpo, atender a los criterios de los médicos, pero yo soy el único responsable 100% de mi decisión, seguir viviendo aquí y ahora para ser coherente. El mayor regalo para mí es perdonarte, hacer las paces contigo mismo, para eso tienes que responsabilizarte 100% de tu vida y os aseguro que es un juego precioso, porque desde ese punto, la vida te vive.

 

La primera frase que escucho de mis clientes es “Me gustaría poder entender, para así poder sanarme”. Las enfermedades son una tentativa de autocuración, una reacción biológica de supervivencia frente a un acontecimiento emocionalmente incontrolable, de manera que cualquier órgano dañado corresponde a un sentimiento preciso y tiene una relación directa con las emociones y los pensamientos. Desde el mes de septiembre hasta el día de hoy, he tenido la oportunidad de  acompañar a más de 80 personas con síntomas diferentes. Algunas coinciden entre ellas en su diagnóstico (o enfermedad), pero os aseguro que sus historias, son únicas. Cada una de ellas ha recibido “una oportunidad”, y para mí ha sido un privilegio acompañarlas. No con el objeto de curarlas,  que esa no es mi labor, sino con el fin de que puedan descubrir dónde está su historia: ¿Para qué tienen el síntoma?;¿Para qué el cuerpo les está hablando de ese modo?. Desde ese estado se abre un mundo de oportunidades y os aseguro que poco tienen que ver con la enfermedad, más bien tienen que ver con las emociones. Mi objetivo en los acompañamientos es que la persona se haga responsable de su cuerpo y por lo tanto de su ser. A partir de ese punto todo cambia, incluido el cuerpo.

 

Deseo que ¡la vida os viva!, no gastéis energías en algo que si prestáis atención, ya lo tenéis. Se consigue viviendo el Aquí y el Ahora. Si  vuestra mente va al pasado, quizá aparezca la culpa,  haced las paces y no tendréis que volver. Si vais al futuro, quizá os conectéis con la ansiedad, y… ¿para qué estar ansioso por algo que aún no ha llegado?. Las personas vivimos sacrificando nuestra salud para ganar dinero. Luego, cuando tenemos dinero, lo sacrificamos para ganar la salud. Estamos tan ansiosos por nuestro futuro, que no disfrutamos de nuestro presente.

 

Todo esto nos lleva a vivir de una forma extraña, porque vivimos pensando que no vamos a morir y morimos sin haber vivido. A mi personalmente me da mucho que pensar esta reflexión, de ahí que ahora quizá compartas conmigo, que no hace falta nada para que la VIDA TE VIVA.

 

 

El 2014 deseo que te viva

 

Feliz2014 SonRetos

 

Echo la vista atrás y veo un camino de enseñanza, de un descubrir, de un pasar a formar parte de los que permiten que la vida te viva. De tener conciencia que soy responsable 100% de mi historia. De saber que no hay mejor ni peor, de saber que la vida no te puede hacer ningún daño. Es vida, energía pura, con un único propósito, hacerte parte integrante de un todo.

Al 2014 le deseo lo mismo que al 2013, que siga contagiando esa corriente en todos los corazones.

Gracias a quienes pasáis por aquí, por estar, por ser parte de mi vida, por creer que sí se puede y por vuestras ganas de crecer emocionalmente, juntos aprendemos.

Os deseo un año 2014, lleno de magia y de vida y os dejo un par de regalos…

 

 

Para adentrarnos en el silencio  “vivir aquí y ahora”

1. LIBRO

‘Focus’

Daniel Goleman (Kairós)

Profundiza acerca de uno de los talentos más escasos y subestimados de nuestra sociedad: la atención, la cual, bien entrenada, posibilita lograr cualquier hazaña.

2. PELÍCULA

‘Hacia rutas salvajes’

Sean Penn

Relata la historia de Christopher McCandless, un joven de 22 años que, harto del estilo de vida consumista contemporáneo, emprendió un viaje hasta el corazón de Alaska, donde pasó más de cien días completamente solo para averiguar quién es y qué sentido quiere darle a su vida…

 

¡¡¡Feliz día!!!

¿QUÉ TIENE EL COACHING QUE CAMBIA MI VIDA?

Te doy la oportunidad de comprobarlo por ti mism@. Durante el mes de mayo, te regalo la primera sesión. Podrás conocer qué es el coaching y cómo aplicarlo a tu vida.

 

Después de la primera sesión no hay ningún compromiso de continuidad. Juntos valoraremos tus retos y tú decidirás si quieres que sigamos avanzando juntos. ¡Notarás los cambios desde el primer momento!.

 

Para mayor comodidad, el proceso puede llevarse a cabo por videoconferencia (Skype, FaceTime…etc.) o de forma presencial. ¡Tú eliges!. No olvides reservar tu cita previa, ya que las plazas son limitadas.

 

Para mi es un placer acompañaros en el proceso y ser testigo de vuestros logros. Os dejo algunos comentarios de coachees que nos cuentan cómo han vivido su experiencia:

 

___________________________________________________________

 

“En momentos de oscuridad nunca viene mal algo de claridad.

 

Meses después de pasar por un proceso de quiebra en la empresa donde trabajaba, y haber realizado una búsqueda activa de empleo sin respuesta alguna, se presentó ante mí la OPORTUNIDAD de ordenar mis pensamientos bajo el nombre Natxo.

 

El proceso de coaching con él me ha permitido en primera instancia realizar un examen de las prioridades y deseos que quiero para mi vida, y recordar el valor que como persona tengo, dándome así ese plus de confianza y autoestima que necesitaba para conseguir mis ilusiones, o como poco luchar por ellas.

 

En menos de 1 año soy consciente de haber materializado un 80% de los objetivos que me fijé, además de sopersar mi vida a diario de un modo mas sosegado. Gracias Natxo!! Aunque me digas siempre que todo lo hago yo. Eres un gran observador y un mejor maestro si cabe.

 

Un Abrazo.

 

Jorge V. C.

Ingeniero Industrial”

 

___________________________________________________________

 

“Recientemente he tenido la suerte de poder compartir un reto profesional con Natxo Requena; reto que se me planteaba difícil y que a duras penas sabía cómo superar, ni enfrentarme. Natxo desde el primer momento me propuso afrontar este reto usando el coaching como herramienta para superar este momento profesional.

 

Con esta poderosa herramienta, desde el mayor de los respetos y profesionalidad, he podido tener acceso a un punto de vista diferente al que he tenido a lo largo de mi vida profesional sobre el trabajo y mi relación con el; a modo de resumen, he llegado  a “mi punto de vista personal”, a mi punto de vista tal y como yo lo veo/percibo.

Desde que accedemos al mundo laboral una vez terminado el periplo estudiantil, el trabajo es un bien muy preciado (más aún si cabe en esta época) lo asumimos como algo personal, algo nuestro/mío y dejamos a un lado la parte más importante de esta ecuación “nosotros” obviando nuestro punto de vista, nuestra opinión, nuestro sentir; porque lo que haces, es siempre mucho más importante que cómo lo haces, así nos programan.

 

Gracias al coaching y sobre todo a mi coach he descubierto que “yo no soy lo que hago” y a poder disfrutar de la ejecución de la obra, no a disfrutar sólo cuando la obra está terminada.

Gracias por la desprogramación Natxo.

 

Un abrazo

 

Gorka I. M.

Asesor Técnico”

 

___________________________________________________________

 

RESERVA TU PRIMERA SESIÓN

 

nrequena@sonretos.com /  647 12 99 49

 

¡Juntos llegamos más lejos!

 

Si lo encuentras interesante compártelo.

 

Muchas gracias y ¡Feliz Día!

 

Natxo Requena

Coach ACC por ICF